Las cocinas en forma de L

La distribución de una cocina juega un papel fundamental; pero ¿qué es mejor, una cocina en forma de L, o una cocina en U, o con isla?

Las cocinas en L, es una de las distribuciones más utilizadas por su gran cantidad de ventajas, permitiendo aprovechar al máximo los metros cuadrados de la cocina.

Cocinas en forma de L

En Cocinas Sevilla le informaremos sobre los diferentes diseños existente, aconsejándole el más apropiado para su cocina.

¿Cómo es el diseño de una cocina en forma de L?

Talvez uno no sepa realmente cómo es el diseño de una cocina en forma de L. Las cocinas en L son aquellas cocinas que se encuentran divididas en 2 zonas, creando un ángulo de 90 grados. La clave de este tipo de cocina esta en conseguir un mayor aprovechamiento del espacio con muebles muy funcionales y encimeras largas, obteniendo un estilo de cocina moderno.

Cómo distribuir una cocina en forma de L

Este tipo de distribución, al igual que las cocinas en dos frentes o cocinas en línea, es muy utilizada en cocinas pequeñas, ya sea de forma rectangular o cuadrada.

Colocar el mobiliario (armarios) y electrodomésticos en las dos paredes que forman el ángulo recto ayuda a reducir los desplazamientos entre las diferentes zonas que se crean en la cocina: zona de almacenaje, zona de cocción, zona de lavado; dejando al mismo tiempo mucho más espacio libre para un trabajo más cómodo.

Si la distribución es cuadrada queda muy bonito aprovechar el hueco que deja la L para colocar una mesita redonda pequeña con 4 sillas o bien un office improvisado (adosado a la pared que queda libre de mobiliario) cuando no hay suficiente espacio.

La colocación de una zona isla puede ser otra opción para conseguir un tipo de cocina más funcional y moderna; o bien una cocina con barra de disponga de cajonera para el almacenamiento de alimentos, o accesorios de cocina.

Las cocinas en L, son tanto válidas para cocinas cerradas como para cocinas abiertas al salón. Estas últimas permiten un aprovechamiento del espacio, una estancia más amplia y práctica que una cocina en línea.

En una cocina pequeña, la distribución en L es utilizada para separar espacios, de ahí que si además se prolonga el vuelo de la encimera se consigue una pequeña barra donde poder desayunar, o comer de manera rápida.

Con respecto a la distribución lo más habitual es colocar el frigorífico y la columna horno-microondas en la esquina del frente más largo. A continuación dejar una zona de manipulación de alimentos y ya la zona de cocción.

En muchas de las veces, el lado corto cuenta con alguna ventana que imposibilita la colocación de una campana extractora, de ahí que sea frecuente colocar en ese lado corto el fregadero.

Con respecto a las cocina en U, las cocinas en L tienen una gran ventaja y es que solo cuentan con una esquina, de manera que se aprovecha mucho mejor la capacidad de almacenamiento.

Si el lado corto no dispone de ventana puede ser utilizado para colocar la nevera, la columna horno/microondas y despensa, creando un espacio de altura.

Las cocinas en L, quedan muy bien a dos colores: un color más vivo u oscuro colocado en el mobiliario inferior y un tono más clarito o blanco en los muebles superiores.

Para más información sobre este tipo de cocina u otras distribuciones en cocina, aconsejamos visitar nuestra tienda de Cocinas Sevilla, donde encontrará un equipo profesional en interiorismo y distribuciones de cocina.

Sabemos la importancia de hacer cocinas a medida adaptadas a las necesidades y gustos de nuestros clientes. En Cocinas Sevilla estaremos encantados de poder atenderle y mostrarle un diseño de cocina totalmente personalizado por un precio muy económico.